Quarta, 1 Abril, 2020 - 10:07

Fallece «Periquillo Valdueza», uno de los más grandes perreros de Espana.

El coronavirus se ha llevado al perrero que creó la línea Valdueza, que toma su nombre del marquesado de Villanueva de Valdueza

Redacción | El mundo de la montería y en especial el de la rehala están de luto. Pedro Castro, más conocido como «Periquillo Valdueza», ha fallecido a la edad de 94 años a causa del coronavirus.

«Periquillo» siempre ha sido reconocido en el mundo de la caza, no solo por tratarse de una gran persona, hecho que siempre han reconocido los que más le conocían, sino por haber logrado que la rehala del Marqués de Valdueza haya llegado a alcanzar el lugar que hoy ocupa en el panorama montero.

«Periquillo» era originario de Retuerta del Bullaque, un pequeño pueblo castellano manchego ubicado en la provincia de Ciudad Real. Se crió en el campo junto a su familia, acompañando a su padre, guarda jurado de caza, quien le transmitió todos los conocimientos que atesoraba sobre el monte y los animales. Más tarde sufrió la desdicha de la Guerra Civil que asoló a toda España.

Ligado siempre al mundo de los perros, mostró desde bien pequeño una atracción especial por ellos, tal como reconoció en más de una ocasión. Para él eran «sus amigos y sus fieles compañeros»; siempre les estaba hablando y sentía que le comprendían.

Con apenas 13 años ya era perrero en una peña de cazadores en Piedrabuena (Ciudad Real), oficio que realizaba por amor a los perros y sin cobrar nada a cambio.

Tras más de 60 años de perrero a sus espaldas, pocos monteros son los que no conocen a la recova del marqués de Valdueza. Rehala que, en gran medida, fue obra suya y que nació en 1942 junto al padre del actual marqués, Alonso Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca. Unos perros logrados gracias al cruce de podencos andaluces con mastines leoneses-extremeños con grifón francés, unos perros únicos que él amaba y admiraba después de tantos y tantos días de gloria.

En la actualidad, estos perros están reconocidos como grupo étnico, paso previo para ser reconocidos como raza por la Real Sociedad Canina de España desde 2014.

Pedro Castro también es autor del libro cinegético «Ecos del Monte», libro que todo montero debería leer.

Tras su jubilación, muchos eran los monteros que le pedían que acudiese a las monterías tan solo para poder disfrutar de sus experiencias y aprender de su enorme sabiduría con los perros.

Pedro Castro, «Periquillo Valdueza», víctima de la dura enfermedad que está azotando a todo el planeta, nos ha dejado hoy en la residencia de Piedranueva donde ha residido durante los últimos años.

Acesso Restrito

Necessita registar-se para visualizar os anexos